Ante lo que parece una nueva situación de abuso bancario, como usuarios de productos hipotecarios, conviene estar informados y ser conocedores de las posibilidades de acción con las que contamos frente a nuestras entidades bancarias. Pero, empecemos por el principio.

¿Qué es el IRPH?

Al hablar de IRPH nos estamos refiriendo a las siglas del Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios. Se trata de un índice utilizado por algunas entidades en algunos contratos de préstamo hipotecario para el cálculo del interés aplicable a sus cuotas. Aunque su uso frente al Euribor es secundario, el IRPH fue ampliamente utilizado por las cajas de ahorros durante la época de crecimiento inmobiliario. Esta variable, al igual que el Euribor, se suma a las cuotas de los préstamos hipotecarios, pero su naturaleza y modo de cálculo la convierten en más gravosa, por lo que aquellos consumidores que hayan contratado sus hipotecas con este tipo de interés asumirán un pago de intereses más elevado que aquellos que firmaron préstamos hipotecarios ligados al Euribor.

 

¿Cómo se calcula y qué papel juegan los bancos en su cálculo?

Proviene de la realización de una media de las diferentes ofertas del mercado hipotecario inscritas por bancos y cajas de ahorro durante un determinado período de tiempo. Por ello, siempre será superior al Euribor, ya que los propios contratos formalizados por estos bancos y cajas, que constan del Euribor más una cantidad, forman parte de aquellos contratos empleados para el cálculo del IRPH, pero, además, también existe una participación de las entidades bancarias en la determinación de la variable, puesto que son los contratos otorgados por ellas mismas los que se utilizan para el cálculo de este índice. Es de