SENTENCIA ANULANDO LA COMPRA DE ACCIONES DEL BANCO POPULAR

 

Un Juzgado de Aranjuez condena al Popular a devolver a un matrimonio de Aranjuez el dinero invertido

 

 

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Aranjuez ha dictado sentencia a favor de un matrimonio de Aranjuez que había perdido el dinero invertido en las acciones del Banco Popular. La sentencia condena al Banco Santander como sucesor universal de Banco Popular a restituir al matrimonio el dinero invertido en la ampliación de capital de 2016.

 

 

Habían perdido 5.627,16 euros en la ampliación de 2016

El matrimonio, de avanzada edad, había adquirido 5.627,16 euros en acciones del Banco Popular en la ampliación de capital llevada a cabo en 2016. Los clientes adquirieron acciones de la entidad pensando que se trataba de un producto rentable y seguro al tratarse de uno de los principales y mejores bancos del país. La información de la que dispusieron a la hora de efectuar la compra fue la facilitada por la propia entidad financiera a la sociedad en general. Ni en ese momento ni en los años posteriores conocieron que el Banco Popular Español S.A. estaba atravesando dificultades toda vez que la entidad aparentó una situación de total normalidad a pesar de que finalmente el 7 de junio de 2017 perdieran la totalidad de la inversión realizada con su amortización y venta al Banco Santander por un euro. Banco Popular ocultó las verdaderas pérdidas, pasivos y su situación de insolvencia que, de haber sido conocida por los clientes, habría supuesto que no adquirieran el activo.

Prejudicialidad penal

El Banco Santander –sucesor universal en los derechos y obligaciones del extinto Banco Popular- alegó en primer lugar la prejudicialidad penal al considerar que el procedimiento civil debía paralizarse hasta que se resolvie