Los Unit Linked se pueden reclamar

 

En ocasiones nos encontramos ante productos financieros de difícil comprensión. Precisamente por este motivo, se han articulado ciertas medidas protectoras de los consumidores, frente a la comercialización de determinados productos complejos. Uno de ellos son los Unit Linked. Si has contratado este tipo de producto, esto te interesa.

 

 

¿Qué son los Unit Linked?

Los Unit Linked son productos financieros comercializados por corredurías de seguros, mediadores y bancos, y creados por las aseguradoras, que unen los seguros de vida con los mecanismos de ahorro. Así, un tomador invierte en un seguro de vida, designando los activos de inversión que desee, siendo la aseguradora la titular de estos activos y asignándolos a la póliza.

Estamos, pues, ante un producto de ahorro basado en un seguro de vida. Puede cubrir el fallecimiento, la invalidez o la jubilación, y las aportaciones del tomador se invierten en fondos de inversión escogidos por el propio tomador en atención a su perfil de riesgo, asesorado por los agentes de la compañía comercializadora.

Al tratarse de un seguro de vida, en caso de muerte del asegurado los beneficiarios reciben un capital adicional a la inversión. Por ello, una parte de las aportaciones va destinada a cubrir este capital de fallecimiento, prima que aumenta junto con la edad del asegurado, es decir, a medida que pasa el tiempo, disminuirá la parte destinada a inversión y aumentará la parte destinada a cubrir el gasto de la póliza de seguro de vida.

¿Cuáles son los riesgos de los Unit Linked?

Como adelantábamos, hablamos de un producto financiero complejo con un elevado grado de riesgo. Su rentabilidad no está en ningún caso asegurada, ya que poseen el mismo riesgo que la cesta de inversión a la que estén asociados. Tampoco está asegurado el capital, y es el propio tomador es quien asumirá dicho riesgo.

Un peligro añadido es que, al no ser el partícipe propietario de los activos del fondo, los cuales pertenecen a