A la hora de contratar un seguro es necesario tener claro cuáles son nuestras necesidades y estar bien informado respecto a sus características y coberturas. Hoy en día la contratación de seguros se puede desarrollar por vía presencial, telefónica e incluso online, destacando entre otros el buscador de seguros Pont Grup como uno de los referentes actuales en el mercado.

¿Qué es un contrato de seguro?

Una contrato de seguro es un tipo de contrato por el cual una parte -asegurador- queda obligado a pagar a la otra parte -asegurado- una cantidad -prima- en el caso de que se produzca el evento cuyo riesgo es objeto de cobertura.  Así se recoge en el art. 1 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro.

 

¿Qué diferencia hay entre asegurador, asegurado, tomador y beneficiario?

El asegurador es quien pagará la prima para el caso de que se produzca el daño sobre la cosa asegurada.

Por su parte, el asegurado es el titular del interés asegurado y quien tendrá derecho a la indemnización en el caso de que se produzca el evento cubierto. En ocasiones, no siempre es el asegurado quien firma o suscribe la póliza, interviniendo en su lugar un tercero, el tomador.

Si bien el asegurado es quien tiene derecho a la indemnización no siempre es él quien tenga derecho a percibirla. El beneficiario será quien tenga derecho a percibir la indemnización en el caso de que el hecho asegurado se produzca.

 

¿Cuáles son los principales seguros que hay?

Los seguros se pueden clasificar en los siguientes:

– Seguros de daños: son seguros que cubren un daño concreto que pueda padecer el asegurado. Puede tratarse de un seguro que cubra un daño en una cosa del asegurado, el lucro cesante o las pérdidas sufridas por la insolvencia de sus deudores.

– Seguro de vida: cubren el riesgo de fallecimiento del asegurado o su supervivencia al momento de vencimiento. En la actualidad muchas aseguradoras están comercializando fondos de inversión de alto riesgo -Unit Linked- como si se trataran de seguros de vida cuando en realidad no dejan de ser productos estructurados complejos para lo que deben cumplir una exahustiva normativa que, entre otras cuestiones, les impide comercializarlo